logo
Posted by on | | 0 comentarios


AGAVE, propiedades que ayudan a controlar enfermedades como diabetes, así como prevenir el cáncer de colon, la osteoporosis y obesida
El agave, también conocido como maguey, cabuya, mezcal, pita y fique, pertenece al género de las Agaváceas, las cuales comprenden numerosas especies y son originarias de las zonas desérticas de América. Es importante mencionar que la mayoría de estas plantas solo florecen una vez en su vida, y después de la floración y la maduración, los frutos mueren.
La savia del Agave tiene propiedades medicinales en particular antisépticas externas e internas, siendo utilizado en este último caso para tratar desordenes digestivos causados por el crecimiento de bacterias en el estómago y el intestino, en particular la causante de ulceras como el helicobacter pilori, además de poseer propiedades laxantes, así como en la época de la conquista española era utilizado para tratar la sífilis, enfermedad muy común en esas épocas.
Sus recomendaciones como planta medicinal abarcan; la tuberculosis pulmonar, enfermedades hepáticas y la ictericia, así como su fibra remojada en agua durante un día se utiliza como un poderoso desinfectante del cuero cabelludo y tónico en casos de caída del cabello o alopecia.
¿QUE ES EL AGAVE?
Se sabe que hay más de 300 especies de agave, pero unas 200 han sido hasta ahora reconocidas. La planta de agave tiene muchos usos, incluida la extracción de fibras de sus hojas para producir cuerda, redes y otros objetos.
Pero quizás su uso más conocido es la producción del tequila, la bebida alcohólica.  La especie que se utiliza para este propósito es el agave azul, y es en ésta donde los científicos han encontrado el uso medicinal de las fructanas.  "Las fructanas son unos compuestos -carbohidratos- que no son digeridos por el estómago debido a sus características químicas",
MIEL DE AGAVE
La miel de agave es la sábila líquida que se extrae del cactus del Agave Azul, una planta muy típica en México. Se caracteriza, entre muchas otras cosas, por tener un alto contenido de fructooligosacáridos (FOS), componentes que facilitan el buen funcionamiento del sistema intestinal, así como del organismo en general, gracias a que favorecen la producción de bifidobacterias. Por otro lado, la miel de agave es 1.4 veces más dulce que el azúcar, pero con un índice glucémico muy bajo.
BENEFICIOS DE LA MIEL DE AGAVE
  • Es un producto 100% natural, con menos calorías que la miel de abeja, por lo que se recomienda en tratamientos para bajar de peso.
  • Excelente antioxidante.
  • Contiene 2 componentes activos de gran valor nutritivo: la insulina y la fructuosa (hasta un 93%).
  • Se recomienda a para personas que padecen diabetes o hipoglucemia, ya que les beneficia al regular los niveles de insulina.
  • Ayuda a disminuir el colesterol malo y los triglicéridos.
  • Elimina bacterias patógenas como el E. Coli, Listeria y Salmonella.
  • Regula la actividad intestinal, por lo que se recomienda su uso a personas con estreñimiento.
  • Estimula el crecimiento de la flora intestinal, lo cual es de gran ayuda para las personas que padecen gastritis.
  • Previene el cáncer de colon.
  • Contiene cero grasas.
  • Ayuda a evitar las bacterias que pueden causar caries.
  • Contenido de vitaminas A, B, B12, C; de minerales como Hierro, Fósforo, Niacina, y proteínas.
  • Ayuda a mejorar la absorción de calcio y magnesio, siendo un auxiliar en la prevención de la osteoporosis.
  • Su contenido de Niacina permite que limpie, drene y desintoxique venas y arterias.
CONSUMO DE LA MIEL DE AGAVE
Esta miel la puedes consumir sola o acompañada de fruta, yogurt o cereal; es más, puedes utilizarla con total seguridad directamente en cualquier alimento que prepares en frío, o para cocinar al horno o a la parrilla. Es altamente endulzante, se recomienda utilizar un 25% menos de la cantidad que se utilizaría de cualquier endulzante comercial. Ayuda a realzar el sabor natural de las bebidas y alimentos sin alterar su sabor original.
Otras ventajas que puedes encontrar en este producto 100% natural, es que no se cristaliza, aun en bajas temperaturas puede conservarse guardado en la alacena hasta por 12 meses, es soluble en cualquier alimento o bebida con la que la quieras mezclar y al ser más dulce utilizas una menor cantidad.